Hola amig@s viajer@s!!!!!!

¿Cómo estáis?, soy la langosta viajera, un peluche rescatado de una tienda en el año 2007 que ansioso de conocer mundo, me he dedicado, como un primo mío enano de jardín irlandés, a viajar.



Aquí en este blog, os comento mis aventuras, consejos y lugares de interés de mis viajes. Espero y deseo que me dejéis vuestra opinión y experiencia propia, para que otros colegas cibernautas puedan beneficiarse y saber moverse cuando quieran viajar a esos maravillosos lugares.



Un saludo y espero que os guste.

LA LANGOSTA GIGANTE

sábado, 16 de abril de 2011

La langosta viajera en la Mancha (Albacete-Chinchilla Montearagón)

¿Cómo estamos?, seguro que preparando ya alguna escapada de semana santa, si no estáis algun@ ya de vacaciones, yo espero poder escaparme y seguir aumentando mis entradas para informaros y descubriros los rincones del mundo.

Esta entrada es sobre la ciudad de Albacete y su vecina Chinchilla de Montearagón, la cual se encuentra a tan solo 13 km de distancia y que llegó a ser la capital de la provincia hasta que le quito dicho título la ciudad actual.



¿Cómo llegar?

Desde Madrid, podéis llegar tomando la A-3 y después tomar la salida de la A-31, desde el Levante directamente desde esa misma autovía. Desde Jaén, por la N-322 y desde Ciudad-Real por la A-43 hasta la A-31.


Albacete tiene desde el año 2010, parada de estación de AVE que hace que las distancias con Toledo, Cuenca o Madrid sean ínfimas.

¿Qué visitar?

Como ya os he dicho, he metido estas dos localidades. Albacete es una ciudad que no conserva un gran legado patrimonial, la mayoría perdido o desaparecido entre el XIX y sobre todo el XX. Pero aún así, conserva algún edificio singular, todos muy cercanos y fáciles de visitar.

Os recomiendo que empecéis por La Posada del Rosario, cerca del pasaje de Lodares. Es un edificio del XVI, donde se sitúa la oficina de turismo. El Pasaje de Lodares, que os he nombrado antes, es un pasaje de comercios de estilo modernista del siglo XX.


La plaza del Altozano, donde se encuentra el viejo ayuntamiento. El nuevo esta junto a la Catedral, culminada en el S.XX de un estilo neoclasicista, por dentro tiene una planta palacio y lo que más me sorprendió fue que estaban todas sus paredes cubiertas con pinturas sobre tela, como si fueran frescos. Justo a su lado, se encuentra el Museo de la Cuchillería, situado en la conocida Casa del Hortelano, un bello edificio del XIX. Tiene un coste de entrada de 3€, con descuentos para jubilados y estudiantes.

Esta falta de patrimonio la suple con sus grandes fiestas, como la Semana Santa o su feria de Septiembre, declarada de interés turístico internacional o con su vida cultural donde su teatro Circo es su mayor exponente.

En cambio Chinchilla de Montearagón, posee un rico legado cultural, debéis tomar la N-430 a 13 km de la capital, la vais a localizar en seguida, puesto que se encuentra en lo alto de un cerro testigo, donde se divisa su gran castillo.

Os recomiendo que subáis hasta la plaza de la Mancha por la calle Fernando Nuñez, bordeando al pueblo. Allí ya podéis visitarlo, si vais en un día ventoso, tened cuidado, porque podéis salir volando, jejeje.


Podéis visitar su Iglesia de Santa María del Salvador, una joya donde se entremezcla el gótico, el mudéjar y el renacimiento, en su interior han habilitado una sala para su colección de arte sacro, donde destaca su virgen de alabastro del XIV. Saliendo de la iglesia os encontraréis con la Plaza de la Mancha, la cual no solo la preside la iglesia, sino también el ayuntamiento levantado en el XVI, pero reformado en el XVIII, por donde tienes que pasar por debajo de su arco o puerta principal, la Puerta Herrada para acceder a dicha plaza y la torre del reloj, a un costado de la misma, frente a la iglesia.

Los Baños judíos, fueron descubiertos no hace mucho tiempo, se encuentran en la subida desde la iglesia hacia el convento de Santa Ana donde se piensa que estuvo la antigua mezquita de la villa, cuando estaba bajo el dominio musulmán, hoy se levanta el convento del XVI. Yo no pude pasar, pero creo que es posible. A su lado se encuentra el Museo Nacional de Cerámica que alberga una colección de más de 2000 piezas de todos los lugares y hornos de España.

Y en lo más alto del pueblo, su imponente Castillo de origen árabe, se reconstruyó en el S.XV, destacan sus grandes dimensiones y su foso que lo circunda. Yo cuando fui estaba en obras de restauración. En cuanto a las murallas, se conservan varios paños en óptimas condiciones.


Ya apartado un poco del casco que os he descrito, se encuentran las Cuevas del Agujero, un barrio muy curioso a extramuros del pueblo, pero en la ladera del cerro, son casas encaladas del XVI.

¿Dónde comer?

Pues de ambas localidades, solo comí en Albacete, ya que son muy conocidos sus bares, por las tapas que ponen, sobre todo en el barrio del centro, cerca de la catedral. Pero si queréis comer de mesa y mantel, os recomiendo que pidáis o unas buenas migas ruleras o pisto manchego de primero y de segundo un atascaburras, jejeje, ¿sabeis que es?, pues esta hecho a base de huevo, aceite y ba­calao.

Para regarlo, cualquier vino de la Mancha, que es denominación de origen y de postre unos miguelitos de La Roda, unos hojaldres típicos de la zona.

Albacete es una ciudad universitaria y la verdad que su noche es muy conocida, algunos con esa "guasa" manchega estilo Joaquín Reyes, le apodan "Harvard, Harbacete", jejeje

Bueno amig@s, espero os haya parecido interesante mi entrada y si alguna vez, pasáis por Albacete, dediquéis unas horitas a descubrirla y no hagáis caso al mal refrán. Aquí os dejo este enlace que os puede venir de ayuda. Pinchad.

Un saludo langostil, 
La Langosta Viajera.