Hola amig@s viajer@s!!!!!!

¿Cómo estáis?, soy la langosta viajera, un peluche rescatado de una tienda en el año 2007 que ansioso de conocer mundo, me he dedicado, como un primo mío enano de jardín irlandés, a viajar.



Aquí en este blog, os comento mis aventuras, consejos y lugares de interés de mis viajes. Espero y deseo que me dejéis vuestra opinión y experiencia propia, para que otros colegas cibernautas puedan beneficiarse y saber moverse cuando quieran viajar a esos maravillosos lugares.



Un saludo y espero que os guste.

LA LANGOSTA GIGANTE

jueves, 16 de diciembre de 2010

Ruta por los monasterios de la Rioja

Lo sé!!!!!, os tengo muy abandonad@s, soy una langosta muy mala. Pero tenía pendiente cerrar el circulo de La Rioja alta y lo prometido es deuda.

Ya hemos visitado Logroño, Haro y Laguardia, pero no podía dejar de hablaros de los magníficos monasterios que conserva esta rica comunidad autónoma.


Santo Domingo de la Calzada:
Antes de meterme en faena con dicho legado monástico, es de obligada parada hablaros de la ciudad de Santo Domingo de la Calzada, fundada por dicho santo y creada a raíz del camino de Santiago, como hospedaje para los peregrinos, siendo hoy una de las zonas más transitadas no solo por estos caminantes, sino por los turistas que se acercan a La Rioja

Llegaréis, tomando como referencia Logroño, por la carretera A-12, también conocida como autovía del camino de Santiago, estando a unos 45 km de distancia.

Es un pueblo que conserva su estructura medieval, donde destaca, a parte de su hermosa Catedral la cual detallaré en el siguiente párrafo, la plaza de España, de unas enormes dimensiones de origen medieval pero reformada en el S.XVI y en el S.XVIII, restos de murallas, siendo la localidad de toda la región que más paños conserva, la torre de la Catedral que se encuentra exenta, de estilo barroco, a la cual podéis subir, pero no os puedo decir el precio, porque yo no lo hice y el puente que dio origen a esta localidad, mandado construir por Santo Domingo para que los peregrinos pudiesen salvar el río Oja.

Su Catedral, una impresionante obra de arte, cuesta 3,50€ la entrada y la verdad es que esta bien organizada, se entra por el claustro, habilitado como exposición permanente de los fondos de la Catedral y alguna temporal, donde destaca su Sala Capitular del S.XVII, ya en el interior se aprecian los avances del edificio, desde su edificación en el románico del XII hasta las ampliaciones barrocas del XVIII. Personalmente, lo que más me fascinó fue el retablo mayor, donde entre los motivos religiosos se mezclan otros paganos o mitológicos, haciéndole ser único en España. ¿Lo más curioso?, pues el gallinero del S.XV, si si, como os cuento, tiene un gallinero dentro de la Catedral, con una gallina y un gallo, debido a un milagro que hizo el santo, aquí os dejo el enlace.

Aparte de estos edificios antes nombrados, os invito a que visitéis el Parador, en la plaza de la Catedral y paséis por las calles y plazas del pueblo, como la de la Alameda, donde encontraréis albergues de peregrinos y fachadas de viejos palacios, como el del Corregidor y conventos como la Abadía Cisterciense o la Iglesia de San Francisco.

Los Monasterios de Suso y Yuso San Millán de la Cogolla:

No podéis iros de La Rioja sin visitar antes los Monasterios de San Millán de la Cogolla, declarados por la UNESCO en 1997 Patrimonio de la Humanidad, por ser el punto donde nació el castellano.

Para llegar desde Santo Domingo de la Calzada, es tomando la carretera regional LR-204 y 206, tardando unos 30 minutos en coche. Pasaréis por la población de Berceo, pueblo natural del poeta Gonzalo de Berceo, donde comimos en el restaurante Cantinflas, os recomiendo que paréis allí, es familiar y se come muy bien, ¿precio?, unos 25 € por persona.

Son dos monasterios, el de Suso y el de Yuso, o también llamados el de "Arriba" y el de "Abajo".

El primero, Suso, fue donde se retiro el Santo "San Millán", viviendo como ermitaño hasta la edad de 101 años y es donde se originó el castellano escrito, así como también el euskera escrito, siendo su prueba un códice del S.XI, llamado "46", donde aparecen unos apuntes en dichas lenguas justo al lado de los párrafos en latín. Es destacable que el interior es pequeño, tamaño de una iglesia de pueblo, pero sobresalen las arquitecturas visigodas y mozárabes. Cuesta su entrada 15,00€, debéis reservarla con tiempo, ya que tiene las plazas limitadas y solo se accede con un microbus que sube hasta el monasterio.



El segundo es el monasterio de Yuso o el de Abajo, de grandes dimensiones y mandado edificar en el S.XI porque según dice la leyenda, cuando se quisieron llevar los restos del Santo desde Suso a Nájera, llegó a un punto que no pudieron con ellos, quedándose atascados en la planicie que ocupa hoy el de Yuso, dando a entender que el Santo, no quería moverse de aquellas tierras. Del monasterio románico no queda nada, ahora el que se puede visitar es el del S.XVI al XVIII, donde destacan su iglesia, el claustro, la biblioteca con su gran colección de códices y cantorales y los marfiles románicos que recubren el arca donde reposan los huesos del Santo. El precio es muuucho más asequible, son 4,00€
Si deseáis visitar dichos monasterios, os recomiendo que reservéis con tiempo, sobre todo el de Suso. Aquí os dejo este enlace con los horarios y precios.


Monasterio de Santa María la Real de Nájera:

Aunque me quedé con las ganas de visitarlo por dentro y no os puedo contar como era, os recomiendo que lo visitéis. Debéis tomar la A-12, si venís desde Logroño, esta a unos 34 minutos.

El pueblo no tiene mucho, lo realmente importante es el Monasterio, comenzado a construir en el S.XI de estilo románico y mozárabe, siendo el tercer monasterio que se construye en la península.
Ya os he dicho que no pude visitarlo, porque llegué 5 minutos tarde de su clausura, cerraban a las 12:30 un domingo, día que más visitas pueden tener. Me quede con una cara anodina, no dando crédito a esos horarios escuetos que no invitan al turista. He puesto pocas críticas en el blog, pero la organización de pases de visitas de este monumento tan importante, se merece una muy pésima.

Me quede con las ganas de visitar su iglesia, la cueva donde apareció la imagen de la virgen, pero sobre todo, el panteón de todos los reyes de Navarra, el Claustro de los Caballeros y el sepulcro de Doña Mencía, así que debo volver para visitarlos. Aquí también os dejo en enlace de esta web para que sepáis horarios y precios.

Tricio:

Muy cerquita de Nájera, a unos 10 km al sur, tomando la carretera regional LR-113. En este pueblo no hay monasterio, pero os invito que paréis porque es el antiguo gran centro neurálgico de la época romana conocido como Tritium. No os quiero engañar, no vais a encontrar un Mérida en plena Rioja, no, de esa época se ha encontrado poco, aunque se tiene constancia de la existencia de restos todavía por escabar.


Lo que debéis visitar es la iglesia o basílica de Santa Maria de Arcos, construida en el S.V a base de las piedras del antiguo mausoleo romano del S.III que coronaba la cima del pueblo. En dicha basílica se pueden apreciar claramente los capiteles y fustes de columnas de la época romana, así como en la cabecera, los frescos de la época románica, ya del S.XI.

Tengo que decir, que al igual que en Nájera los horarios son pésimos para la visita, en Tricio todo lo contrario, llegamos justo antes de cerrar y la guía muy gustosamente se quedó un rato más para explicarnos la Iglesia. El coste, no lo recuerdo muy bien, pero creo que eran 1 o 2€.

Bueno, esta es mi entrada de mi visita a la Rioja Alta, seguro que me he dejado por visitar algunos pueblos importantes, pero creo que con estas cuatro entradas podéis hacer una buena ruta por esta pequeña gran región.

Un saludo langostil
La langosta viajera